Tomás Diago, fundador de Softonic, en el First Tuesday Barcelona

Tomás Diago, fundador de Softonic,  explicó ayer su interesante trayectoria en el First Tuesday Barcelona. La idea de negocio nació como un proyecto final de carrera del propio fundador cuando contaba con tan solo 22 años y se encontraba finalizando sus estudios de programación. Hoy en día la empresa ocupa el segundo lugar en el ranking mundial de sites de descargas de software después de la americana Download.com.

Softonic en el First Tuesday

Logo de Softonic

En la actualidad Softonic, perteneciente al grupo Intercom, cuenta con 45 millones de usuarios mensuales y una presencia destacada en un gran número de países.

Los contenidos pueden encontrarse en 8 idiomas, aunque según transmitió el propio Tomás Diago, pronto serán 10. Es a través de ésta estrategia “multi-idioma” como pretenden llegar a convertirse en la página número 1 a nivel mundial, ya que el actual líder ofrece sus contenidos únicamente en lengua inglesa.

En el año 2009, la facturación de la empresa ha ascendido a alrededor de 30 millones de euros,  frente a 20millones de euros en 2008, por lo que queda latente que la empresa ha sabido sortear ampliamente la crisis financiera actual.

También durante los años de la “burbuja .com” pudieron sortear la crisis ya que siempre mantuvieron una política de crecimiento sostenible, sin poner en riesgo un capital elevado.

Su principal fuente de tráfico son los buscadores, con una agresiva estrategia basada principalmente en el SEO. Sin embargo y daba la importancia actual de las redes sociales, pronto lanzarán un nuevo diseño que facilitará su presencia en las redes sociales.

De hecho, según se explico en la ponencia, la empresa ya ha comenzado a buscar una persona para el puesto de social media manager, pero el propio Tomás admitió que es una tarea muy difícil encontrar buenos profesionales en este sector tan joven.

Softonic ha sido elegida por segundo año consecutivo como la mejor empresa en la que trabajar en la categoría de entre 100 y 250 empleados en el ranking Great Place to Work España 2010.

Este reconocimiento, basado en la  relación entre los empleados y directivos, los empleados y su trabajo y la relación entre los empleados mismos, pone de manifiesto una política de empresa que, al igual que su propio fundador,  transite valores como la tenacidad, constancia, autocrítica, empatía, seguridad, lógica, capacidad de reconocer errores, integridad y respeto hacia el equipo y el proyecto.


Deja un comentario