Los medios sociales: el valor de la red

Tipos de redes

Tipos de redes

El valor de una red – es decir, cómo ésta apoya de manera eficiente el hecho de compartir y colaborar – se encuentra determinado por la forma en la cual los miembros se encuentran conectados. Las redes que siguen la Ley de Reed donde los miembros son libres de formar grupos, y conexiones entre ellos y estos grupos – son los tipos de redes con una mayor capacidad de propagación de un mensaje. Este es el caso de las redes generadas en los Medios sociales.

Los medios de comunicación social obtienen su valor simultáneamente del colectivo y el individuo, no de la masa. Esta es una situación inversa a la de los medios tradicionales  donde un mensaje único es concebido y trasladado a una audiencia de masas, como es el caso de la televisión.

Siempre será más efectivo llegar a cualquiera a en cualquier momento con un mensaje personalizado, que llegar a toda la red con un mismo mensaje.

El acto de compartir es en realidad más importante que lo que se comparte, a diferencia del acercamiento tradicional a la publicidad, en la que la comunicación se encuentra estrechamente controlada  y centrada en el mensaje. Los miembros de comunidades online están descubriendo lo fácil que es encontrar, analizar y compartir información para llevar a cabo la elección de un producto.

Los medios sociales se definen como medios de comunicación participativos en línea donde las noticias, fotos, vídeos, y podcasts son hechos públicos, habitualmente acompañados con un proceso de votación para señalar aquellos artículos considerados como “populares”.  Los medios sociales incluyen diferentes canales sociales, cambian a lo largo del tiempo y son participativos.

Desarrollando un proceso sólido para “escuchar”  a través de los medios sociales, puede llevarse a cabo un aprendizaje sobre los productos y servicios de una empresa a través de sus propios clientes. La información obtenida puede suponer un elemento clave tanto para el desarrollo de producto y evolución de negocio, como para el incremento de ventas y la reducción de costes.

Cuando los clientes rechacen un producto o servicio y lo comuniquen a través de los medios sociales, deberán hacerse los esfuerzos correspondientes para solucionarlo en aquello que sea posible y mejorar de ésta forma la experiencia proporcionada.

La forma de minimizar el impacto de los contenidos negativos, es participar en la conversación mediante la integración de mensajes positivos que mejoren el balance general.

Los medios sociales se encuentran ampliamente influenciados por los sistemas de valoración, comentarios y críticas que transmiten de forma clara el punto de vista de los usuarios sobre un contenido o producto en concreto. Cómo influenciar estas opiniones, es una de las cuestiones claves a tener en cuenta desde el punto de vista del marketing, así como cuándo participar frente a cuándo es mejor mantenerse simplemente al margen.


Deja un comentario