El rechazo de la publicidad

A lo largo de la historia de la publicidad, la forma má habitual de transmitir los mensajes ha sido mediante la interrupción. Con la llegada de internet, la idea del mensaje interruptivo fue trasladada  también a la red.

Con métodos como el emailing no deseado o spam y la aparición de los pop-ups, se intentó trasladar la fórmula de hacer publicidad offline al medio online, práctica que causó el rechazo de los usuarios. Como respuesta a éstas prácticas  aparecieron los programas antispam y los bloqueadores de pop-ups, hoy en día usados por la mayoría de los cibernautas, poniendo de relieve que en la plataforma digital, los usuarios finales tienen el control real.

Tipos de banners

Otro ejemplo del rechazo por parte de los usuarios de la publicidad intrusiva podemos constatarlo a través de los estudios realizados sobre la atención que éstos prestan a los banners, los cuales reflejan que son las áreas de las páginas a las cuales se presta una menor atención, evitando detener la mirada en ellas.

En la web social, las interrupciones no son sostenibles. Todas las conversaciones son por naturaleza participativas y requieren el consentimiento de sus participantes. El papel emergente del individuo como fuente de contenidos usados para influir en la decisión de compra se encuentra en aumento, al mismo tiempo que el papel de del mensaje primario publicitario disminuye.

Por otra parte, hasta la aparición de internet, la posibilidad de llevar a cabo una alta segmentación de los receptores del mensaje se encontraba mucho más limitada.

Los medios sociales, especialmente cuando son aplicados al marketing significan el uso inteligente de los canales de conversación que se desarrollan de forma natural entre los individuos. Las conversaciones existentes pueden desarrollarse tanto de forma positiva como negativa. En cualquier caso, ocurren de forma independiente a las acciones y esfuerzos de los anunciantes, por lo que la forma de actuar en este entorno es la de ejercer una influencia, y no un control, basada en la confianza. Ésta misma situación los convierte en una de las fuentes de información más fiables y con un mayor grado de implicación para los usuarios.

La Web Social ofrece herramientas colaborativas que constituyen una nueva forma de resolver problemas mediante el uso de la sabiduría de las masas (crowdsourcing). Estas herramientas, pueden ser también utilizadas para el desarrollo de una nueva forma de marketing.

Las campañas de marketing en el futuro deberán facilitar a los consumidores búsquedas de información en diferentes canales, dando un paso hacia delante con respecto a las promesas de la publicidad tradicional.


Deja un comentario